Principales categorías de móviles reacondicionados.

Posted por Davadoo Manager 04.03.2017

Etiquetas:

El mercado de los artículos reacondicionados está cobrando cada día mayor importancia en nuestro país. En este sentido el sector que más ha crecido no podía ser otro que el de la telefonía móvil y los teléfonos inteligentes.

 

Lo primero que queremos dejar claro es el concepto que define exactamente el término “reacondicionado”. Pues bien, los productos reacondicionados son productos con precio reducido que han sido inspeccionados, limpiados y reparados, si así fuese necesario, por un profesional cualificado. Se pretende con esto que cuenten con las características originales del fabricante.

 

Te explicamos en qué consisten los diferentes grados de calidad de estos terminales.


La calidad en estos terminales reacondicionados se denomina de grado A, B y C, aunque dentro de estos grupos existen subcategorías,

 

  • Grado A - Estos teléfonos se encuentran en buen estado físico, están testeados y validados, se presentan con todos los accesorios originales con los que se venden cuando son nuevos (cargador, usb, auriculares, etc.) e incluyen la caja original. La pantalla debe estar en perfecto estado físico y se asegura que tienen un aspecto estético y de funcionamiento impecables.

 

  • Grado B - Estos terminales también están testeados, en buen estado físico, incluyen el cargador original y el cable usb o los auriculares, pero la caja puede no ser la original o de serlo esta puede estar abierta. En este caso la estética no es impecable, la pantalla puede tener algunos arañazos.

 

  • Grado C - Estos teléfonos están en peor estado físico e incluyen el cargador original, pero también están testeados y validados. Existen trazas de uso visibles en estos terminales de haber sido usados. La caja puede no ser original o haber sido abierta.

 

En estos dispositivos el funcionamiento debe ser perfecto, no se admitirán en ningún caso fallos en este sentido.


Todos los equipos disponen de un año de garantía que puede estar cubierto por la empresa que lo fabrica o aquella que se haya encargado de su reacondicionamiento.

 

La ventaja más evidente a la hora de decidirse por un reacondicionado desde luego es el precio. Puedes llegar a ahorrarte en ocasiones hasta un 80% pero debes tener en cuenta que descuentos tan significativos suelen estar asociados a los grados de calidad más bajos.

 

Por este motivo lo más recomendable es inclinarnos siempre por la mejor calidad-precio de los productos en vez de buscar el precio más bajo y adquirir estos dispositivos en establecimientos de confianza.