Una década de iPhone: cinco claves de su evolución

Posted por Davadoo Davadoo 01.01.1970

Etiquetas:

Han pasado casi 10 años desde que el mismísimo Steve Jobs presentase el primer iPhone, el cual pasaría a convertirse, con el tiempo, en el smartphone más popular del mundo. Este clásico, que solo contaba con aplicaciones propias, no disponía tampoco de mensajería instantánea ni acceso a redes sociales, tenía una memoria RAM de 128 mb, procesador de un solo núcleo y estaba disponible en 4, 8 y 16 gb.

 

Pero la característica revolucionaria del denominado iPhone era su superpantalla táctil de 3,5 pulgadas, una simple interfaz y una cámara de menos de 2 megapíxeles. Si fuese un coche, podríamos compararlo con el carismático SEAT 600 de los años 60. Este bólido de gasolina alcanzaba un máximo de 95 km/h, consumía 7 litros cada 100km y tenía un depósito de 27 litros de capacidad.

 

El iPhone de 2008

En el año 2008 y 2009, Apple lanzó una versión mejorada de su primer terminal,  los iPhone 3G y 3GS, respectivamente. La caracterización del modelo del año 2008 se debe a la inclusión de un sistema de conectividad 3G demandado por los usuarios del momento. Además, incluía también un sistema de localización GPS y un nuevo diseño con carcasa trasera de plástico. La versión más rápida y potente de este dispositivo se lanzó un año después y se le denominó iPhone 3G Speed. Por primera vez la cámara es capaz de grabar vídeo.

 

En el 2010 y 2011 le tocó el turno a la gama 4 y 4S. Con el iPhone 4 se produce un importante cambio de diseño- Se abandona el plástico y se opta por el vidrio combinado con una estructura metálica central que, a su vez, hace de antena. Con el 4S, Apple presenta a la actualmente famosa “Siri”, su carismática asistente personal. En esta versión se mejora la cámara, que ya permite grabar en FullHD.

 

La renovación de Apple

Los iPhone 5 y 5S surgieron en los años 2012 y 2013, respectivamente, con un importante cambio de look. Fueron más ligeros y tenían una pantalla más grande, de proporciones 16:9, una cámara mejorada y un nuevo conector. El 5S incluyó por primera vez lector de huellas dactilares.


Los iPhone 6 y 6S incrementaron considerablemente las dimensiones, pasando de 4   a 5,5  pulgadas en el 6 Plus, quedándose en un tamaño intermedio en el caso del iPhone 6.. También se suavizaron los bordes, se cambió la estética, dejando atrás el vidrio y decantándose por el metal, y se amplió la gama de colores disponibles. Como mejora destacable, se estrenó la función 3D Touch, que mide la presión con que se presiona la pantalla para acceder a diferentes menús.


El último modelo de Apple, el iPhone 7, es 120 veces más rápido que el original y el doble que el iPhone 6. A parte de su rendimiento, es resistente al agua y al polvo, elimina el puerto de audio analógico (conocido como mini jack) para los cascos, apostando por la reproducción de música a través de cascos inalámbricos, y por una cámara con doble lente en los modelos de alta de gama.